Que Nada ni Nadie me rompa.