percibir todo como si fuera nuevo cada vez